Portal de navegación del colectivo literario La Tribu 11:

http://latribu11com.blogspot.com


22/10/11

Maternidad (Fragmento)


Mujer: en un silencio que me sabrá a ternura,
durante nueve lunas crecerá tu cintura;
y en el mes de la siega tendrás color de espiga,
vestirás simplemente y andarás con fatiga.

El hueco de tu almohada tendrá un olor a nido,
y a vino derramado nuestro mantel tendido.
Si mi mano te toca,
tu voz, con vergüenza, se romperá en tu boca
lo mismo que una copa.
El cielo de tus ojos será un cielo nublado.
Tu cuerpo todo entero, como un vaso rajado
que pierde un agua limpia. Tu mirada un rocío.
Tu sonrisa la sombra de un pájaro en el río...

Y un día, un dulce día, quizá un día de fiesta
para el hombre de pala y la mujer de cesta;
el día que las madres y las recién casadas
vienen por los caminos a las misas cantadas;
el día que la moza luce su cara fresca,
y el cargador no carga, y el pescador no pesca...
—tal vez el sol deslumbre; quizá la luna grata
tenga catorce noches y espolvoree plata
sobre la paz del monte; tal vez en el villaje
llueva calladamente; quizá yo esté de viaje...—
Un día un dulce día con manso sufrimiento,
te romperás cargada como una rama al viento,
y será el regocijo de besarte las manos,
y de hallar en el hijo
tu misma frente simple, tu boca, tu mirada,
y un poco de mis ojos, un poco, casi nada...


"Gracia Plena" (1925), José Pedroni (1899 – 1968, Argentina)


En la voz de César Isella:

7 comentarios:

Sergio José dijo...

No conozco ni al poeta ni al músico. Me quedo con el poeta, bellísima letra. Y ese final: «y un poco de mis ojos, un poco, casi nada...»

¡Buf!

El cantante está muy bien, pero no es muy de mi estilo, y no me "llega" con la letra.

Abrazos^^.

Esther dijo...

¡Hola, Sergio!

Coincidimos: los versos finales son increíbles. O lo son por los anteriores; solitos quizás no dicen mucho, ¿no es así?

Te dejo el enlace a la web de Isella (me encanta el diseño de esa página); al hacer clik para ingresar se escucha su canción más conocida, ya un himno por estos pagos.

Un abrazo,
Esther

Esther dijo...

Pero no te dejé el enlace, jajaja.

Aquí está:

http://www.cesarisella.com/

Sergio José dijo...

Claro, solitos no, pero es como, no sé, la película de La vida es bella, ¿no? Lo mejor es el final, pero no sería lo que es sin el "engorroso" y "aburrido" comienzo.

He mirado la página y sí que está muy chula. No me gusta que se abra en una ventana nueva, pero es muy elegante^^.

Esther dijo...

Tampoco me agrada que se abra en una ventana nueva (sobre todo si no me doy cuenta de ello, jajaja).

Abrazos!

Boris Rudeiko dijo...

Hola, Esther,
Es un fragmento precioso dedicado a las madres, aunque diría yo que un poquito también a los padres.
Me gusta así mismo el cantante. Tengo cierto apego por el hablar vuestro.
Por cierto, parece que hay una errata en “el día que las madres y la recién casadas”. Yo diría las recién casadas.

Besos,
Boris.

Esther dijo...

Es cierto, Boris, no es solo para las madres, porque los versos los escribe un padre, ¿no es cierto? Pedroni tiene otra poesía hermosa, sobre la cuna (no recuerdo ahora el título); sobre la cuna hecha por las manos del padre.

Gracias por detectar la errata, jajaja, ¡ya reacomodo ese plural!

Un abrazo,
Esther