Portal de navegación del colectivo literario La Tribu 11:

http://latribu11com.blogspot.com


12/12/07

A una nariz


Érase un hombre a una nariz pegado,

érase una nariz superlativa,

érase una nariz sayón y escriba,

érase un peje espada muy barbado.


Era un reloj de sol mal encarado,

érase una alquitara pensativa,

érase un elefante boca arriba,

era Ovidio Nasón más narizado.


Érase un espolón de una galera,

érase una pirámide de Egipto,

las doce Tribus de narices era.


Érase un naricísimo infinito,

muchísimo nariz, nariz tan fiera

que en la cara de Anás fuera delito.


Francisco de Quevedo y Villegas (1580-1645)

http://users.ipfw.edu/jehle/poesia/quevedo.htm

4 comentarios:

ñam dijo...

Me encanta este poema, desde siempre. Qué bien que te lo hayas traído...ñam ñam ñam ñam ñam ñam ñam ñam

Esther dijo...

Coincidimos, compañera: está entre mis favoritos, no diría desde la cuna... pero creo que sí desde que aprendí a leer.

esthercita-ita-ita-ita

palabras dijo...

Que sorpresa encontrar por aquí uno de los textos del maestro. Me encanta. Uno de mis escritores favoritos.

He leido todo lo que cayó en i mano de él.

¿Conoces "el alguacil endemoniado"?

Le hago una pequeña reseña en el número del diablo de la biblioteca fosca.

Por ahí te dejo un enlace por si no lo hubieras leido.

http://www.scribd.com/doc/6428/Francisco-de-Quevedo-El-alguacil-endemoniado

Un beso :)

Esther dijo...

Sí que es un maestro, Palabras. Aunque no he leído mucho de él, recuerdo "A una nariz", creo, desde que aprendí a leer, y nunca abandonó mi memoria.

Así que te agradezco el enlace... un poco más de Quevedo nunca viene mal!

Cariños,
Esther