Portal de navegación del colectivo literario La Tribu 11:

http://latribu11com.blogspot.com


18/11/09

Revista Literaria Prosofagia – Segunda parte

Estamos ya preparando, a toda máquina, el quinto número. ¿Cinco, ya? Sí… ¡Cómo pasa el tiempo!

¿Que cómo fue la historia? Bueno…

En el primer número publicamos varias entrevistas, realizadas entre noviembre del 2008 y febrero del 2009. Por estricto orden de aparición: Alberto Vázquez-Figueroa; Rosa Montero; Montserrat Rico Góngora; Arlette Geneve; Julio Maruri. Todos escritores españoles, aunque habitantes de géneros literarios diferentes.

Un primer número sencillo —excesivamente sencillo, para muchos—. ¿Sencillo?

A ver: iniciamos Prosofagia sin saberqué hacer con las líneas huérfanas y viudas. Desconocíamos la existencia de sitios donde se puede publicar una revista para leerla on line. Ninguno de nosotros es diseñador; Pepsi tuvo que empezar desde cero, estudiando programas de diseño profesional (sí, estudiando). Hubo que pensar en todos los detalles: desde qué clase de cuenta de correo electrónico abriríamos hasta cuál sería la frecuencia de aparición de los números.

La toma de decisión con respecto a… ¿a todo? Sí, a todo. Por ejemplo: en los créditos, ¿cómo aparecerían los integrantes del staff y los colaboradores? ¿Nombre real? ¿Nick? ¿Ambos? Ja. Largas discusiones al respecto. Siendo una revista de un foro virtual, lo lógico sería que nos manejáramos con nicks. Pero ¿cuántas revistas adoptan una estructura de tal naturaleza? Hasta donde sé, ninguna. ¿Romper con las tradiciones, así desde el vamos, desde la nada? ¡Hum…!

Sin embargo, las cuestiones verdaderamente complejas fueron otras. Reunir un equipo de personas que nunca habían trabajado juntas, que no se conocen cara a cara, que tienen únicamente la virtualidad como medio de comunicación. Las complicaciones de toda índole se convierten en el pan nuestro de cada día. Justamente, el inicio se nos fue en definir cómo nos comunicaríamos, de qué forma sería la participación, si habría divisiones de trabajo o no, y si las habría, cómo y cuáles. Cuando alguien da las órdenes es sencillo. Cuando se intenta un trabajo horizontal, no lo es.

Y, también, hay que tener en cuenta que la revista nació en un Foro. Si un cuento de diez renglones puede llevar a interminables discusiones y nos lleva a interminables discusiones… , ¿qué puede llegar a suceder en un proyecto de esta naturaleza?

Así que el inicio no fue sencillo. ¡Hubo tantas marchas y contramarchas! Hacer y luego darnos cuenta que había un fallo… y des-hacer para re-hacer.

Las entrevistas, como dije, ya estaban hechas y publicadas en el foro, incluso en pdf, y tras una exhaustiva revisión por parte de más de una persona. Ja. Ja. ¡Ja, ja, ja! Revisamos de nuevo: aparecieron errores, uno acá, otro allá…

Gracias a todos los dioses iniciamos con una estructura simplísima y con material ya elaborado. En caso contrario no hubiéramos llegado a buen puerto ni con el primer número.


Ver una revista desde adentro es ingresar a otro mundo. Es fascinante y se aprende muchísimo. Es trabajo, también, claro. Persistente. No es como participar del Foro; uno no puede decidir, así como así, desaparecer por dos meses, o leer lo que le agrada, escribir lo que desea. No. Hay que estar al pie del cañón.

Hoy, en:

Novedades de Prosofagia


hay una fotografía preciosa.

Me consume la impaciencia.

10 comentarios:

naTTs R dijo...

ESsher:

Enhorabuena a todo el equipo. En tu entrada reflejas muy bien el trabajo que supone movilizar a un colectivo de personas tan dispares para algo que deja de ser un juego... Una revista, nada menos.

Y ahora el proyecto se va haciendo más grande... Qué sensación, ¿vedad? jeje, me dais algo de envidia, me habría encantado estar ahí desde el principio, vivir ese cominezo con vosotros y ver nacer el gérmen de la semilla. ¡Pero aquí estamos, con el tallo asomando!

Felicidades, y un abrazo,

naTTs

B. Miosi dijo...

¡Qué bien lo cuentas, Esther! Siempre sospeché que tras la agradable apariencia de cada número de Prosofagia existía una colmena de colaboradores, y no me he equivocado, pero el resultado es sorprendente, especialmente por tratarse de personas que nunca antes había hecho algo parecido.

Y como dices: una revista no es como un foro: No te puedes desaparecer así como así.

Quiero agradecerte por todo el empeño, todo el interés y el gran amor por las letras que mueve el proyecto, y también a todos los otros colaboradores, que bien merecido se lo tienen.

Un besote!
Blanca

Esther dijo...

Sí, Natts, es trabajo... Siempre hay sinsabores, pero los gozos han sido, con mucho, superiores a los sinsabores. Y no sientas envidia, porque, como decís, Prosofagia está expandiéndose, así que, aunque en ese momento no estabas, ahora será —también— como un principio en el que participar.

Cariños,
Esther

Esther dijo...

Mucha gente, Blanca; pensá en todos los que aportaron con cuentos, artículos, fotografías, noticias, cartas. Incluso gente que no es del foro, y que nos apoyó, nos asesoró, incluso trabajó, o nos dio una mano con la difusión.

El no saber, jejejeje... se paga con más tiempo y más trabajo empleado en hacer la tarea. Cada paso adelante trae lo suyo.

Mas, Blanca, estas cosas las sabés, incluso por el foro, vos has hecho muchísimo tanto en el proyecto de entrevistas como en el de la revista, ¿no? Y...pese a los inconvenientes y a las cosas que salen mal, ¿no nos divertimos, también?

Besos,
Esther

Deusvolt dijo...

Mi felicitación a todos por el excelente trabajo realizado, y a tí, particularmente Eshter por esta entrada que tan bien ilustra el esfuerzo y, sobre todo, la capacidad de coordinación entre tantas personas, más si cabe, cuando ni siquiera se conocen "en carne y hueso".
Qué hermoso es el lenguaje que todo lo une.
Un besto y enhorabuena.

Jesús García dijo...

Enhorabuena, felicidades y ¡Hurra!

Hay motivos para congratularse, me refiero a todo el equipo, y a los que lo disfrutamos. No solo por el número de revistas alcanzado, sino por alcanzarlo y mejorarlo.

Este último número me ha gustado en especial, por lo que he aprendido de él, directa e indirectamete(todos los articulos son lecciones) así somos los aprendices, todo lo absorbemos, lo guardamos y lo asimilamos (aunque nos cueste a unos más que a otros)

Espero con impaciencia el próximo.

Un abrazo
Jesús

zoquete dijo...

Me he zampado el último número en un suspiro... sin duda estáis creando algo muy valioso. ¡Felicidades!

Esther dijo...

¡Gracias, Deusvolt!

Tenés razón: qué hermoso es el lenguaje que todo lo une. O quizás: qué hermoso es el lenguaje cuando se usa para unir, ¿no? Es increíble cómo la palabra escrita es suficiente para que tantas personas, diversas en todos los sentidos, puedan contribuir a un único proyecto. Suficiente por sí misma como medio de comunicación.

Un abrazo,
Esther

Esther dijo...

Jesús, qué bueno verte por acá.
(ahora también tengo un perrito en el perfil… jejejeje)

Una alegría que te guste la revista, y que estés aprendiendo de ella. Yo también, también. Como decís, los aprendices absorbemos y guardamos . Tarde o temprano, todo eso que hemos guardado, a fuerza de pensarlo y darle vueltas termina siendo asimilado, ya sea porque adherimos o rechazamos (ambas formas son formas de asimilación, ¿no?).

Si todo anda bien, en unos veinte días está el próximo número “en la calle”.

Un abrazo,
Esther

PD: he pasado por tu blog, pero sin tiempo para detenerme a leer con calma los textos nuevos que hay allí. Digo, nuevos para mí, que estuve de retiro forzado de la blogosfera. ¡Me pondré al día!

Esther dijo...

Zoquete, me hiciste reir... !te zampaste el último número en un suspiro!
!A ver si todavía te indigestás! Ya te veo, en la sala de urgencias de una hospital... «¿Y qué le pasó?».«Indigestión literaria prosófaga».

Gracias por pasar y por tu concepto de "muy valioso".
Y un abrazo,
Esther